Argentina – registro de cesión de la obra impide reclamo patrimonial

0
Argentina – registro de cesión de la obra impide reclamo patrimonial

Este es otro clásico ejemplo de un fallo en la Argentina que exige formalidades que van en contra de la protección de los autores y del Convenio de Berna, y que terminan lesionando los derechos de los autores y de sus herederos. En este caso se exigió el registro de la cesión de la obra al nieto del artista costumbrista Florencio Molina Campos, lo cual impidió el reclamo patrimonial de una infracción probada.

Respecto a las formalidades el tribunal dijo:

Como es sabido, es universalmente aceptado que el derecho de autor nace con la creación de la obra. Vale decir que ésta es protegida sin necesidad de registro o formalidad alguna. Así lo ha establecido el Convenio de Berna en su art. 5.2 (Acta de París 1971, al que se remite el ADPIC en su art. 9.1 (“Los miembros observarán los artículos 1 a 21 del Convenio de Berna (1971) y el Apéndice del mismo). No obstante ello, las legislaciones nacionales conservan sistemas de depósito y/o de registro de obras; y concretamente nuestro país se enrola en el sistema de registro como requisito para el ejercicio del derecho….En el caso que nos ocupa, si bien no fue controvertida la condición de cesionario del actor, respecto de los derechos de autor que su madre –cedente- le realizara de la totalidad de la obra intelectual de su nombrado padre, lo trascendente es que no se dio cumplimiento con el requisito formal de la inscripción del contrato de cesión por ante el Registro de Propiedad Intelectual …

Sabido es que la inscripción por ante el registro hace a la publicidad del acto y a la oponibilidad a terceros. Razón por la cual no puede tener andamiento el pretendido reclamo patrimonial cuando el requisito para la validez del ejercicio de sus derechos, no era otro que la inscripción ante el Registro respectivo, y no fue cumplido (conf. art. 53 de la ley 11.723)….

Respecto al derecho moral de los herederos, se admitió el mismo bajo esta justificación:

Respecto a lo que al derecho moral de autor se refiere, pese a la disconformidad expresada por el demandado, considero su viabilidad con independencia de la procedencia o no del daño patrimonial. Ha dicho al respecto la doctrina y la jurisprudencia que, atento la calidad de titulares derivados del derecho de autor conforme los inc. B) y D) del art. 4° de la ley 11.723, las personas físicas o jurídicas reciben ´algunos´ de los derechos de autor, porque si bien la titularidad derivada puede abarcar la totalidad de los derechos de explotación (o derecho patrimonial) nunca puede abarcar la totalidad del derecho de autor en razón de que el derecho moral es inalienable; y aun en el caso de transmisión mortis causa los sucesores no reciben las facultades que integran los derechos de la personalidad del autor (o derecho moral); estos sólo pueden ejercer las facultades negativas o defensivas (el derecho al respeto a la paternidad y de la integridad de la obra) (conf. Villalba, Carlos A.- Lipszyc, Delia, “El Derecho de autor en la Argentina”, Ed. La Ley, 1ª Edición, págs. 57 y 85).

Bajo este lineamiento, teniendo en cuenta el material acompañado, conclusiones arribadas por el perito, y habiéndose comprobado la existencia de recortes, modificaciones y alteraciones en casi todas las reproducciones de las imágenes de las obras del artista costumbrista, aunque sin distorsionar completamente la obra, considero adecuado el otorgamiento de una partida que repare este rubro. Ello así, atendiendo el carácter de derecho- habiente del actor, único nieto del pintor, y en pleno ejercicio de las facultades defensivas haciendo prevalecer inclusive el interés de la comunidad en la custodia del patrimonio cultural.

Fuente del caso: El dial — CNCIV., Sala L, 18/6/2013, “G. M., G. A. G. c/ T. G. P. S.R.L s/ interrupción de prescripción (art. 3.986 C.C)”, elDial AA8109.